La Asociación de Vecinos de Senda de Granada advierte a los responsables del Ayuntamiento de Murcia y al alcalde que la urbanización de Joven Futura no es legalizable, al ser los motivos de su anulación un defecto de fondo y no de forma, como ya dejó claro el Tribunal Supremo en 2015.

Los vecinos señalan que el intento de Ballesta de querer reactivar y legalizar este fallido e ilegal proyecto urbanístico del PP fue de nuevo tumbado en los tribunales en 2018 por los vecinos, mediante un incidente de ejecución de la sentencia del Supremo.

La entidad vecinal indica que solo es posible una solución, y es legalizar exclusivamente las 1.300 viviendas de Joven Futura ya existentes y construidas, y ni un solo metro más, teniendo en cuenta la actual realidad física de los terrenos de huerta que rodean a estas viviendas, y una realidad socioeconómica que ya no hace viable la construcción de unas 5.000 viviendas más en la zona.

Señalan que únicamente se llegará a una solución si se cuenta con todas las partes implicadas, contando con los vecinos y vecinas de Senda de Granada Oeste, con una visión global del problema, atendiendo a la legalidad vigente a día de hoy, y con los criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica que requiere cualquier actuación urbanística del siglo XXI.

 

La Asociación de Vecinos de Senda
de Granada Oeste advierte de nuevo al Ayuntamiento de Murcia de la ilegalidad
judicial firme del proyecto urbanístico de Joven Futura, y de continuar con el
mismo, al ser los motivos de anulación unos defectos de fondo y no de
forma, como ya dejó claro el Tribunal Supremo en su sentencia de 2015.
Los vecinos van a remitir una carta al alcalde de Murcia, José Antonio Serrano,
exponiéndole la situación, ante la noticia aparecida hoy en la prensa regional
en referencia a las intenciones del Consistorio y sus responsables de querer
reactivar este cuestionable proyecto urbanístico fruto del boom
inmobiliario y del ladrillazo, en plena huerta de Murcia. 
Una
reactivación que han iniciado los responsables municipales solicitando diversos
informes acerca del proyecto urbanístico, según se ha podido conocer en el día
de hoy.

El colectivo vecinal le recuerda
al alcalde y al concejal de Urbanismo que los servicios jurídicos municipales,
a los que les han vuelto a solicitar informe y que llevan emitiendo decenas de
estos desde el año 2003, ya han sido abofeteados duramente por el Tribunal
Supremo y el TSJ a consecuencia del caso Joven Futura, y de numerosos planes
urbanísticos, incluidos los referentes a los convenios de la zona norte
que también han sido anulados.

La asociación de vecinos remarca
que fueron 8 los motivos de anulación de Joven Futura comunicados al Tribunal
Supremo, de los cuales ya con el primero sobre la insuficiencia e
indisponibilidad de recursos hídricos (y que la carencia de los mismos era un
defecto no subsanable), el plan urbanístico fue tumbado y declarado ilegal. Por
ello, recuerdan que además de esa circunstancia, existen otros 7 motivos más
que imposibilitan cualquier intentona de legalizar y continuar con el proyecto,
como por ejemplo la falta de plazas de aparcamientos y del aval millonario para
construcción del obligado parking subterráneo, carencia de informes
sectoriales, conexiones a redes de infraestructuras, o evaluación de impacto
ambiental, entre otras tantas cuestiones.

Añaden además que la urbanización
se ubica dentro del importante y recientemente declarado yacimiento
arqueológico de Senda de Granada, datado entre los siglos IV y VII d.C., y el
cual puede tener un origen en un posible asentamiento rural anterior en torno a
los siglos I-II d.C. Circunstancia que ya hace prácticamente inviable cualquier
inversión privada sin riesgo.

Los vecinos señalan que el
intento de Ballesta en 2016 de querer reactivar y legalizar este fallido e
ilegal proyecto urbanístico del PP fue de nuevo tumbado en los
tribunales en 2018 por la entidad vecinal, mediante un incidente de ejecución
de la sentencia del Supremo.
 Por lo que no entiende cómo ahora la
nueva corporación del PSOE pretende seguir los mismos y fracasados pasos que el
exalcalde Ballesta.

Un proyecto, el de Joven Futura,
que habiendo gozado con todos los parabienes de los exalcaldes Cámara y
Ballesta, entró en quiebra, y de la que se venden incluso lotes de plazas de
garaje, encontrándose actualmente intervenido por un administrador judicial.
Algo que pone sobre la mesa la clara inviabilidad económica y social de seguir
con este cuestionable proyecto.

Ante esta situación, Senda de
Granada indica que solo es posible una solución, y es legalizar exclusivamente
las 1.300 viviendas de Joven Futura ya existentes y construidas sin ampliar ni
un solo metro más, teniendo en cuenta la actual realidad física de los terrenos
de huerta que rodean a estas viviendas, y una realidad socioeconómica que ya no
hace viable la construcción de unas 5.000 viviendas más en la zona.

Una legalización única y
exclusivamente de lo ya construido y habitado en la urbanización, que Senda de
Granada no objetaría como un nuevo gesto de buena vecindad hacia
los vecinos que las habitan. Pues recuerdan incluso que tras la sentencia del
Supremo se podría haber solicitado el derribo y demolición de los edificios,
enviando a los vecinos de Joven Futura que quisieran a  pisos de
realojados, algo que no se quiso instar desde la entidad como un favor de buena
vecindad.

Remarcan también desde Senda de
Granada que no entienden cómo el ayuntamiento defiende que el motivo de nulidad
es “subsanable”, ya que si eso fuera cierto, que no lo es, resultaría
incomprensible que el propio Ayuntamiento no estuviese aplicando este criterio
a los planes de los convenios de la zona norte también anulados, tras haber
 anunciado recientemente que dicha anulación llevará a la ruina
económica al Consistorio.

Por último, la asociación de
vecinos ha solicitado una reunión urgente con el edil de Urbanismo para
explicarle la situación judicial y urbanística actual de la zona, y lamentan
que el alcalde de Murcia no atienda las peticiones de reunión trasladadas hace
tiempo. Señalan que únicamente se llegará a una solución si se cuenta con todas
las partes implicadas, y contando con los vecinos y vecinas de Senda de Granada
Oeste, con una visión global del problema, atendiendo a la
legalidad vigente a día de hoy y con los criterios de sostenibilidad ambiental,
social y económica que requiere cualquier actuación urbanística del siglo XXI. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *